Publicado: 21 de Enero de 2019 a las 17:19

Ofrecer bolsas de papel dice mucho del comercio que lo hace, transmite un mensaje de aprecio por el medio ambiente y se está mejorando la calidad de vida de los consumidores.

La distribución es un claro exponente de valores como el compromiso, la personalización y la proximidad con el fin de satisfacer de manera eficiente a sus clientes. La bolsa de papel reafirma esos valores al presentar unas características y beneficios únicos para el consumidor.

La bolsa de papel crea vínculos emocionales entre el comercio y sus clientes, ya que éstos cuando las reutilizan las usan para llevar, preferentemente, objetos de uso personal.

Usar la bolsa de papel también supone situar a España a la altura de las sociedades avanzadas europeas, en la utilización de embalajes provenientes de fuentes renovables, reciclables y biodegradables y colaborar de forma efectiva en la disminución del uso de las bolsas comerciales no biodegradables y el fomento de una mayor educación medioambiental.

(info.www.labolsadepapel.com)