Publicado: 1 de Diciembre de 2018

Nuevas experiencias de compra en el punto de venta, marketing sensorial que transforma nuestras percepciones, decisión compra online previa a la compra física en la tienda. Sí, nuevas tendencias y hábitos de consumo que configuran nuevos modelos de venta para el comercio, pero lo más básico sigue funcionando.

Entre los servicios más básicos y productivos de una tienda está el poner a disposición de los clientes una bolsa de papel para que protejan y transporten sus compras.

Dependiendo del tipo de compra, los consumidores suelen pasear con una bolsa en la mano entre 20 minutos y 2 horas. No es lo mismo hacer la compra diaria cerca de casa o la semanal en un centro comercial que ir de compras por las diferentes áreas comerciales del centro de  ciudad. Cuanto más personal y lúdica es el tipo de compra, más tiempo paseamos con una bolsa en la mano.

Me comentaba un directivo de una de las principales cadenas de distribución de España, que habían comprobado que la circulación de nuevos clientes aumentaba en sus centros conforme  más compradores salían de sus tiendas paseando con las bolsas en la mano. La visión de sus bolsas en las calles adyacentes a sus centros provocaba un impulso entre los viandantes para visitar sus tiendas.

Los turistas saben cuando están cerca de la tienda que buscan por el aumento del número de gente que ven por la calle con las bolsas de esa enseña comercial.

La compañía sueca Media Analyzer Software & Research hizo un  trabajo de campo para analizar dónde se dirigían las miradas de los transeúntes cuando van paseando, a través de cámaras que instalaron cubriendo diferentes ángulos de visión en las islas comerciales de varias ciudades suecas. La conclusión del estudio es que el 85% de los transeúntes dirigen sus miradas a las bolsas que la gente llevaba por la calle, fijándose en los mensajes impresos en las mismas.

Entonces una bolsa de papel, además de servir para llevar la compra, se convierte en un gran soporte publicitario. Mostrando de forma impecable el diseño y los colores de todas las marcas.

Sí, la bolsa es la marca que pone en las manos de sus clientes.